MH370: cuatro años de búsquedas infructuosas

HJlNXnPCx_930x525

En 1883, el West Ridge, un buque construido en Escocia, de hierro, se hundió en el océano Índico cuando transportaba carbón del Reino Unido a la India. Los 28 tripulantes desaparecieron con la nave. El 19 de diciembre de 2015 fue encontrado a 4000 metros de profundidad a unas 1500 millas al oeste de la costa de Australia, aunque algunos expertos dudan de si los restos del hallazgo pertenecen a este barco o a cualquiera de otros dos, el Kooringa o el Lake Ontario que se desaparecieron en 1894 y 1897, respectivamente, en la misma zona.

Siete meses antes, a 22 millas del lugar donde se encontraron lo que queda de este buque de hierro, también aparecieron los de otro naufragio de un navío de 250 a 880 toneladas, de madera. Los investigadores dudan de si pertenecen al W. Gordon, que se perdió en su travesía de Escocia a Australia en 1877, o al Magdala, desaparecido cuando navegaba de Gales a Indonesia en 1892.

El hallazgo de estos pecios se produjo durante el rastreo de los fondos marinos que se ha realizado en búsqueda de cualquier vestigio del Boeing 777 del vuelo MH 370 de la compañía Malaysia Airlines, desaparecido el pasado 8 de marzo de 2014.

Un grupo de expertos asegura que el comandante del vuelo Zaharie Ahmad Shah, de 53 años, fue el responsable de la tragedia. Para evitar que los pasajeros se amotinaran despresurizó el avión y apagó el transponder justo en la frontera entre Malasia y Tailandia para que los controladores pensaran que la aeronave se encontraba en el país vecino y no se ocuparan del vuelo. Cuando pasó cerca de su ciudad natal, Penang, hizo un ligero viraje con la intención de contemplar por última vez aquella población. El comandante había ensayado las maniobras con un simulador que tenía en su casa. En relación con el motivo para justificar el suicidio, los expertos aducen desavenencias conyugales o motivaciones políticas en protesta por la detención del líder de la oposición en Malasia, Anwar Ibrahim. En realidad, este llamado grupo de expertos no aporta ninguna prueba y sus conjeturas no dejan de ser una hipótesis muy discutible.

Si, aún hoy, seguimos sin conocer el paradero del Boeing 777 de Malaysia Airlines que se perdió en 2014, parece casi seguro que hemos hallado al West Ridge cuyo capitán, John Arthurson, de Shetland, y su tripulación de 28 personas desaparecieron cuando transportaban carbón de Liverpool a Bombay hace 135 años. El pecio parece mostrar que su casco sufrió una fuerte explosión, algo frecuente en los buques carboneros debido a la acumulación de gases procedentes de su carga. Más de 300 barcos británicos que transportaban carbón se perdieron en tan solo ocho años, durante aquella época. Resulta difícil de entender que sepamos tanto del West Ridge y tan poco de la aeronave que operaba el vuelo MH 370.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s